21 octubre, 2011

El legado de Carlos Rodríguez Oyarzún.




Al comenzar mi carrera de detective, siempre escuché el nombre de una leyenda en la investigación de homicidios: Carlos Rodríguez Oyarzún.

Este recordado sabueso es una de las figuras más importantes de la historia policial chilena, fue un estudioso, metódico y sistemático investigador y activo promotor de la cultura criminalística en nuestro país.

Jefe de la emblemática Brigada de Homicidios Metropolitana y Director de la Escuela de Investigaciones Policiales, fue por años un destacado profesor de ciencias criminalísticas en el alma mater de los detectives nacionales, siendo recordado hasta hoy por sus grandiosas cátedras, sus famosas “reglas de oro” y frases tan potentes como: “la sangre habla”.

Buceando en archivos y bibliotecas de otros sabuesos amantes de la criminalística, encontré un texto del Profesor Rodríguez referido a la investigación del homicidio, que obtuvo una mención honrosa en el concurso literario “Aspectos de interés profesional en la investigación policial”.

Comparto con ustedes la primera parte de este importante legado criminalístico, no sin antes advertir, que pueden existir ciertas imprecisiones derivadas del desfase histórico de la publicación.


PASOS QUE SE SIGUEN EN EL SITIO DEL SUCESO DEL DELITO DE HOMICIDIO.


Un número considerable de nuestros funcionarios, por diversas razones no alcanzan en toda su vida profesional activa, la información práctica necesaria en la labor que debe desarrollarse en un sitio del suceso del delito de homicidio.
Por lo antes expuesto, me permito señalar una pauta de trabajo, la que se puede alterar por razones varias pero permitirá al funcionario, siguiendo los pasos recomendados, desempeñarse correctamente en forma gradual, ordenada, con sistema, con método.

Inicio esta pauta, con un cuadro sinóptico que abarcará nuestro trabajo.

Sitio del suceso del delito de homicidio:

Comunicación.
Preparativos.
Primera inspección ocular externa.
Primera inspección ocular interna.
Segunda inspección ocular interna.
Segunda inspección ocular externa.
Discusión.
Conclusión.
Envío del cadáver al Servicio Médico Legal.

Comunicación: Es el conocimiento del hecho materia de una investigación policial y sus ramificaciones probables. Generalmente es Carabinero de Chile, que toma conocimiento de un hecho y comunica o debiera comunica oportunamente a la Policía de Investigaciones de Chile, previa cuenta al juez del territorio jurisdiccional.

El juez autoriza la concurrencia al sitio del suceso y autoriza también el levantamiento del cadáver y su traslado al Servicio Médico Legal, para la autopsia correspondiente. El investigador que recibe la llamada telefónica de un civil, de otro colega o de un carabinero, anotará la hora, tratará de identificar al informante, comprobará la veracidad de esta llamada, usando la guía telefónica.
Se informará al jefe de la unidad, cuando sea procedente u obedeciendo las instrucciones que éste haya dado para estos fines.


Preparativos: Se ubicará a personal de turno: un perito fotógrafo forense, un perito dibujante planimetrista forense. Una vez en el sitio del suceso se determinará cuales otros peritos pueden actuar: mecánico forense, investigador documental, balístico forense, químico y físico forense, contador forense.

Se hará acompañar, además. De un experto en huellas. Su competencia de huellógrafo, en el amplio sentido de la palabra, es indispensable y un médico del departamento de medicina criminalística. Si no se cuenta con peritos, es el caso de provincias, se aprovechará al máximum la capacidad de los funcionarios, pues todos deben tener la información respectiva.

Se revisa el material a llevar y a emplear de acuerdo al trabajo a realizar: vehículo en buenas condiciones mecánica y eléctrica.

El jefe de del grupo policial se preguntará: ¿diligencia lejana?, ¿cuánto durará? ¿Peligrosa?; ¿armas automáticas?, ¿existirá en este grupo personal adiestrado para su manejo?, ¿el maletín del sitio del suceso tiene los elementos más indispensables? (cinta métrica, linterna, lupa, termómetro, cajas de cartón, de plástico, de espuma, de goma, de diverso tamaño, sobres plásticos, o de papel, de diverso tamaño, tubo de ensayo, tubos de Haller, frasquitos de diverso tamaño, con tapón de corcho o de goma, cinta adhesiva, rótulos, cordeles, bolsas plásticas, guantes desechables, jabón germicida, tijeras, bisturí, hojas de afeitar, algodón, esponja, tiza de varios colores, etc.)…

Continuará…

   













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada