23 noviembre, 2011

El legado de Carlos Rodríguez Oyarzún. Parte II.





Primera inspección ocular externa:

Comprende, la protección externa e interna, rápida inspección ocular por todo el inmueble, incluyendo patio y construcciones, indagación del ayudante, reanudación de la primera inspección ocular externa.

En la primera inspección ocular externa, el investigador debe encontrar de preferencia el sitio del suceso inalterado, lo que rara vez ocurre. Antes ha llegado el o los que conocieron por primera vez el hecho, familiares, vecinos de la víctima, carabineros, personal de ambulancia. Además un sitio del suceso no siempre es de reciente ocurrencia. Lo que a continuación expreso debe considerarse muchísimo: El jefe del Grupo Policial debe tener la información criminalística suficiente para enfrentarse a un sitio del suceso de homicidio, dar órdenes a sus subalternos, breves, claras y precisas. Tratar de no hacer pesar su autoridad ante otras autoridades de otras instituciones ni ante los peritos, experto en huellas o médico criminalista. El oficial investigador es el que debe controlar el trabajo en un sitio del suceso. Debe en consecuencia, ser competente, porque está capacitado por una escuela formativa nuestra y cursos de perfeccionamiento posteriores o el hábito de su estudio que no debe perder jamás; su propia experiencia adquirida en la labor diaria policial para proteger, hacer fijar, en todas sus formas, recolectar evidencias de cualquier tipo, deducir, inducir, concluir y a falta de un médico criminalista efectuar un reconocimiento externo del cadáver, para finalizar entrevistando, interrogando, porque es su tarea y está especialmente entrenado para ello, ayudado por sus subalternos, también policías, a familiares, relaciones, vecinos, testigos, compañeros de trabajo, de la víctima, sobre todo cuando se está en presencia de delincuentes habituales. No olvidar, el jefe del grupo policial, el oficial investigador, debe ser no el conductor, sino un inteligente y cordial coordinador en un trabajo en conjunto, un trabajo que debe ser ejemplo por lo metódico y sistemático, donde cada cual aporte lo mejor.

Al llegar al sitio del suceso, se anota la hora de llegada, temperatura ambiental, humedad del aire, visibilidad, intensidad y dirección del tránsito vehicular, intensidad del tránsito peatonal. Mientras nos acercamos al inmueble, inspeccionamos todo: calzada, vereda, árboles, arbustos, buscando rastros, indicios, muy rápidamente. Deseamos llegar cuanto antes a la casa o departamento para dar paso a la  “interrupción”. Si en el camino encontramos una evidencia: una bala, por ejemplo, una vainilla, un arma cortante, un arma de fuego, manchas sanguíneas, la preservaremos, la protegeremos cubriéndola con una caja adecuada, cóncava, ya sea de cartón plástico; si está lloviendo, de caucho o de goma. El fotógrafo forense y el perito planimetrista forense si disponen tiempo las fijarán de inmediato o cuando sea oportuno. Esto significa que deseo llegar rápidamente al lugar, por esto se prefiere proteger primero y fijar después porque se puede necesitar con suma urgencia al fotógrafo y al planimetrista y tendrían que abandonar su labor. Comprobaremos si el sitio del suceso está protegido. Si no lo está, mejoraremos esta protección, solicitando más cooperación, impedir la entrada de personas, la salida de ellas, alejar a los curiosos, aislar el sitio del suceso abierto o clausurar el sitio del suceso cerrado para evitar destruir huellas, deteriorar evidencias, cambiar la posición de objetos, muebles, para identificar y retener preventivamente a todas las personas que se encuentren externamente en el sitio del suceso para entrevistarlos posteriormente o interrogarlos, según el caso, separadamente; colocar cordeles si las circunstancias lo aconsejan, que circunden el lugar más expuesto a alterarse, previa fijación. Así debe procederse. Proteger, significa, también, preservar evidencias de actos a terceros: sangre, pelos, fibras, vainillas, balas, armas, impactos y rebotes de balas, externamente en esta primera inspección ocular externa, preguntaremos al carabinero o recurrente o familiar de la víctima o administrador del edificio, vecinos que están presentes en ese instante en la puerta de la casa o departamento, sobre lo ocurrido: día, hora, testigos, etc.

Interrupción: Debemos entrar rápidamente. Solamente protegimos para no demorarnos. Llamaremos al experto en huellas para que nos dé la venia para penetrar al inmueble. Este estudiará la posibilidad de huellas en la puerta, trabajará en ellas, las revelará, las levantará, para su cotejo posterior. Recién podemos pasar en compañía del médico criminalista y del ayudante. También se entra  para fijar después, si las huellas lo permiten.

¿Por qué se hace esta interrupción?

Por lo siguiente, dijimos antes que todo debe trabajarse en orden. Cada paso en el sitio del suceso a su tiempo. En este caso de homicidio, aunque con seguridad ya ha sido comprobada su muerte, es el investigador con ayuda del médico criminalista el que debe comprobarla. Si hay sobrevida, prestaremos socorro oportuno y eficaz. Oportuno, es decir, en el preciso instante; eficaz, es decir que el auxilio produzca un resultado positivo o trate de producirlo. El investigador y el médico criminalista entran solamente a comprobar la muerte. El ayudante en una labor paralela, efectúa la protección interna: no permitirá que entren personas a la casa ni dejará salir las que están en el interior, sin antes identificarlas, entrevistarlas o interrogarlas, separadamente lo mismo que antes. Solamente entonces, las retirará en forma respetuosa.

Cuidará que no se deterioren las evidencias, se alteren, se modifiquen, se borren huellas, se desplacen objetos por actos voluntarios o maliciosos.

Procederá en igual forma que en la vereda o alrededores, al acercarnos a la casa, pero ahora internamente. La inspección ocular la hará rápidamente en cada dependencia, observando lo que pueda interesar al trabajo en el sitio del suceso, protegerlo especialmente si en su avance encuentra algo de interés, con cajas adecuadas...

Continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada